Blog de RealDreamss

Tú, Otra vez

Estoy recordando tu cara hoy al verte, en mi mente la mayor parte del tiempo estás sonriendo y haciendo cosas fuera de lugar; te ves siempre con tono espontáneo y esa magia especial, una mirada misteriosa que grita mil palabras de una vez, pero que aún no tengo la audacia de interpretarla. 

Estoy muy confundida contigo, me quedo en blanco si de pronto preguntaras qué es lo que hay entre tú y yo, quiero tratar de explicarlo de una forma comprensible, por eso es que me senté frente a la computadora y eché a volar todos esos pensamientos que tengo guardados, mezclados, enredados. Así por lo menos puedo ir ordenando, me escucho en voz alta mientras redacto, para luego darme cuenta que tanto embrollo guardo ahí y que tanta locura es la que pasa por mi cabeza.

Veamos...por dónde tengo que partir, ni siquiera encuentro el punto de partida, es como si fuera un pompón de lana gigante y cada hebra expresa un pensamiento/sentimiento/idea/emoción/recuerdo/etc ¿Puedes imaginar eso? Una gran esfera de lana peluda, suave y coloreada. 

Debo admitir que me incomoda que en tu pensamiento este ese recuerdo frecuente de tu ilusión irrebatible, me hace sentir invalidada ante tu corazón, ese gran sentimiento que tienes hacia esa chica que pertenece a tu pasado intimida a cualquiera. Pero es lioso para mi, ese afecto es tan inmenso cuando sale de tu boca a través de las palabras que expresas. Sin embargo, se vuelve tan minúsculo con los actos que reflejas. Entonces pienso... Realmente tú no la amas, o es que estas armando un treatrón de aquellos conmigo, o es que yo no entiendo nada de hombres. Y de las 3 opciones la que más me cuadra es la del mentiroso conmigo. 

Admito que me produjo bastante molestia esa reflexión que tuve, no es bonito que alguien venga y juegue de esa forma. Más aún si soy como un caparazón con patas, lograste aflojar esa armadura y por unos instantes baje la guardia, pudiste contemplar un poco de ese lado sensible que no estoy acostumbrada a mostrárselo a nadie. Quisiste destapar tanto esa parte de mi, que salí corriendo atemorizada por la vulnerabilidad que me podría provocar. ¿Y entonces qué? No estoy dispuesta a ser la sustituta, toda chica sueña con ser la única, esa es una de las cosas que convierte un encuentro en algo especial y magnífico. 

Tus actitudes me confunden, dices muchas cosas pero te pisoteas la cola, y a decir verdad eso me asusta. Me inquieta que tus palabras no estén sincronizadas con tus actos y que tu lema sea "lo que yo siento es primero". 

¿Qué siento por ti? Aún no lo descifro del todo, creo que tengo que pasar unos tantos ratos más contigo para descubrirlo, pero no sé si eso sea bueno. Pues sospecho que se puede volver adictivo...Sigue siendo extraño para mi, porque nos ignoramos por unos días y no pasó nada, estaba bien de esa forma. Pero luego, te vi, estabas sentado frente al mesón y saludaste desde la distancia, me pareció bien. Entonces dejé mi bolso dentro del casillero, me di la vuelta y aún ni comprendo porqué camine en dirección hacia ti, creo que me molestó tanta indiferencia y mi inconsciente pedía tu calor sublime. 

Comenzaste a hablar inquieto y con tu naturalidad singular; ¿Acaso yo estaba molesta? Claro que si, pero mirando esos ojos tan bonitos ¿A quién no se le olvida? Lo único que pensaba era agarrarte de la franela y besarte la boca, comerte esos labios irresistibles que tu tienes. Aunque debo reconocer que también me gusta que estés de ese lado, en el que mantenemos distancia, en dónde hay que mantener la compostura, en dónde se guarda en secreto y se hace un llamado a la discreción. Ese escenario aumenta mi fantasía, y pone en marcha la aventura en mi mente, te vuelves aún más deseoso para mí. 


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: